Tú sabes
lo que quieres

¿Por qué no lo haces realidad ahora?

Estoy seguro de que tienes cientos de excusas.

La gente es idiota, el mundo está muy mal, el sistema me oprime, la culpa es de los políticos, mi jefe no hay quien lo aguante, mi pareja no me entiende, mis amigos han cambiado mucho…

Excusas.

Cientos y cientos de excusas para no ocuparte de lo que realmente importa.

Tú.

Hoy es el día en que eso va a cambiar.

Da la bienvenida al gurú que hay en tí. Porque tú sabes mejor que nadie lo que te conviene, lo que amas y cómo quieres vivir.

Tú eres tu gurú.

Saltando al agua de un lago

Yo solo te quiero acompañar en este viaje para hacer tu camino más rápido, evitando los mayores problemas que nos encontramos en nuestro desarrollo personal (no te preocupes, habrá problemas que tendrás que superar tu mismo, si fuera tan fácil todos seríamos la persona que queremos ser), y llegar a la vida que quieres sin sufrir tanto.

Ojo, porque esto no es un paseo por el parque.

Es un camino en el que tendrás que esforzarte día a día, romper bloqueos mentales, superar límites, crear nuevos hábitos.

Suena duro.
Es duro.
Pero la recompensa lo merece.

Atardecer en la India

Y es que de una vez vas a vivir la vida que tú quieres vivir.
Con tus condiciones.
Sin imitar a otros gurús.
Con libertad para tomar tus decisiones.
Sin depender de jefes ni estados.
Con capacidad para hacer realidad lo que quieres.
Sin que cada día sea un suplicio.
Con el sentimiento de que realmente estás vivo.

En resumen, convirtiéndote en el gurú de tu propia vida.

El viaje comienza ahora mismo.

Solo tienes que darte de alta en nuestra lista de correo.

Esto va a ser lo más fácil que hagas hoy.

A partir del primer correo empezará el verdadero esfuerzo para ser tu propio gurú.
Y ya nada será como antes.
Todo va a ser mucho mejor.

Sigues leyendo. Bien, eso es que te rechina lo de ser un gurú.

Crees que esto es una secta en la que vas a hacer yoga a las 5 de la mañana, comer hierbas todo el día y buscar el gran destino que la vida te ha deparado en la conexión con el universo.

Sí, tienes razón, eres tu gurú es eso mismo. Si es lo que tú quieres.

Otros igual quieren conocer los mejores estudios científicos sobre cómo vivir bien para seguir todos los hábitos con precisión militar, medir todo lo que hacen en su día y ser ultra productivos.

Eso también es eres tu gurú. Si es lo que tú quieres.

Algunos querrán viajar por el mundo visitando lugares asombrosos y conociendo personas únicas, viviendo experiencias que contar en vídeo y teniendo total libertad de elección.

Esto, por supuesto, también es erestu.guru (Si es lo que tú quieres)

Entonces, ¿cómo carajo puede ser todo esto? ¿No hay solo una única forma de vivir bien?

No.

Hay miles, millones, miles de millones de maneras de vivir bien. Concretamente, hay una por cada ser humano del planeta (y del espacio).

De todos estos miles de millones de humanos, algunos viven a su manera, muchos otros sufren por no ser capaces de materializar lo que quieren.

Lo curioso es que los que viven a su manera, los que están satisfechos con su vida, viven en abundancia y gozo, siguen sus valores, aplican su sabiduría para vivir mejor en el mundo.

Visto así suena muy sencillo. Es hasta insultante. Es como decir que tú vives mal porque quieres.

En cierta parte es cierto.
Muchos viven (y vivíamos) mal por no saber cómo vivir mejor.

Nos creímos esa historia de que para ser felices teníamos que ser buenos estudiantes, ir a la universidad, trabajar mucho en una gran empresa, comprar las marcas de moda, pedir un crédito para ir de vacaciones, salir de fiesta todos los fines de semana, beber vino para cuidar el corazón, tomar una pastilla ante el mínimo dolor corporal, consumir por encima de nuestras posibilidades, hacer lo que los demás hacen.

Yo me lo creí.

Hasta que empecé a ver fisuras en este gran plan.

Nunca me gustó hacer lo que los demás hacen.
Nunca me sentí del todo realizado trabajando en una empresa.
Nunca me atrajeron las marcas de moda.
Nunca quise vivir una vida normal.

Siempre quise vivir mi propia vida.

Con sus luces y sus sombras.
En un continuo aprendizaje.
Expectante por ver hasta dónde era capaz de llegar.

Ahora me siento casi pleno.
Digamos que a un 90% de satisfacción con mi vida.

Por el camino he metido la pata muchas veces, he dilapidado pequeñas fortunas, y he perdido mucho tiempo por caminos que otros más sabios que yo me alertaron de que no eran los mejores para mi.

Supongo que esto nos pasa a todos.

Qué fácil habría sido si con 20 o 30 años supiera lo que sé ahora con 40 años.

Si tú piensas esto mismo, imagínate cómo sería tu vida hoy si supieras lo que vas a saber dentro de 10 años.

Exacto, sería maravillosa.

Eso es lo que vas a conseguir en erestu.guru.
Saber lo que más te aporta a tu vida.
Para que lo pongas en práctica hoy.
Ahora.

Apúntate a nuestra lista de correo y recibirás los primeros pasos para empezar a caminar hacia la vida que quieres.

Claro que sí, guapi.

Ahora va a resultar que todos somos tontos y necesitas que alguien que no te conoce de nada te enseñe cómo vivir.

Si eres capaz de alimentarte, vestirte y pagar el alquiler, tan mal no lo debes de estar haciendo, pensarás.

Sí, pero, ¿estás viviendo o sobreviviendo?

Hay una gran diferente que no te tengo que explicar, eres mayor para apreciarla por tí mismo.

Yo solo te ofrezco el conocimiento y la forma de aplicarlo a tu vida para que empieces a caminar en la dirección que tú quieres.

Tu te pones al volante, yo te doy el vehículo más adecuado para tu viaje.

Vehículo del conocimiento basado en evidencia científica y empírica. Aquí no hemos venido a perder el tiempo ni tú ni yo.

Carretera entre las nubes

Mis motivos son muy egoístas.
Cuantas más personas vivimos la vida que queremos, más artistas, creadores, empresarios y personas que aportan a la sociedad hay.

Y con más personas que aportan, mejores productos, experiencias y entretenimientos hay para que disfrutemos los demás.

Como te he dicho, un motivo muy egoísta.

Quiero que vivas mejor por mi propio beneficio, porque me vas a aportar más con tu vida deseada, directa o indirectamente, que quedándote en casa comiendo pizzas congeladas mientras engulles la última serie de moda de Netflix.

Este es el trato.

Para probar la primera dosis, introduce tu correo aquí debajo.